Páginas vistas en total

4 de julio de 2011

Dos bodas muy diferentes

El fin de semana ha estado marcado por dos bodas que nada tienen que ver, tanto por los protagonistas como por el estilo de cada una de ellas.

La primera tuvo lugar el viernes, 1 de julio , la de Kate Moss con Jamie Hince.
Kate lució un bonito vestido de color blanco con paillettes y bordados en color dorado en la parte inferior de la falda. El velo era vintage y las sandalias de Manolo Blahnik


La segunda, tuvo lugar el sábado 2, la boda real de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock.
Charlene lucía un  modelo de estilo minimal, diseñado por Giorgio Armani. De escote barco, perfecto para su espalda y hombros anchos de los cuales empezaba una gran cola de diez metros. El vestido iba bordado con cristales de Swaroski.




La boda de Kate se caracterizó por la alegría que mostró ella en todo momento luciendo una gran sonrisa, todo lo contrario a la de la los Príncipes de Mónaco, en la que ella mostraba un semblante serio que hacía pensar que no estaba feliz con lo que estaba haciendo, hasta que, conforme iba transcurriendo la ceremonia, se la veía sonreír un poquito más.

No hay comentarios: