Páginas vistas en total

21 de noviembre de 2012

¿a quién invito a MI boda?

Una vez que hayáis elegido el día, fecha y lugar de celebración del enlace y el banquete, llega el momento de confeccionar la lista de invitados para después comunicarlo mediante las invitaciones.

Para que, el hacer dicha lista, no sea un quebradero de cabeza, lo primero de todo es cómo va a ser dicha celebración si intima, a la que invitaremos a los familiares y amigos más allegados, o multitudinaria, a la que acudirán, a parte de los anteriores, personas con las que tengamos más relación


Para ello se harán dos listas;  los invitados de la novia y los del novio, en colaboración de los padres de ambos, que tendrán los suyos propios. A partir de ahí,se hará una sola lista, reduciendo, si hiciera falta,invitados, muchos de ellos llamados "de compromiso"
Lo que está claro en esta situación es que, quien tiene la última palabra son los novios. Puesto que es su día, y ellos deciden quién quieren que esté acompañándolos.



Los novios entregarán personalmente las invitaciones al menos con dos meses de antelación  para que a los invitados no les pille de sorpresa. Nada de hacerlo una o dos semanas antes.Ni que decir tiene que la invitación en forma de palabra, en este caso, no es válida.

En la invitación, bien en la misma, o bien en una tarjeta aparte pero en el mismo sobre, vendrá una nota de confirmación de asistencia, la cual es muy importante que los invitados confirmen a los novios en el plazo máximo de 10 días, para facilitar a éstos la organización de las mesas, el número de platos... NUNCA dejarlo para la última semana (salvo motivos de fuerza mayor)

Hoy en día, estar invitado a una boda, más que resultar agradable resulta un "fastidio" a medias, por el desembolsamiento  económico que supone acudir a estos eventos, tanto por el regalo como por la indumentaria, peinado, desplazamiento.... Por eso se dice que una invitación a una boda supone ser un caramelo envenenado  o una temida multa.

Lo que está claro,es que siempre resulta agradable que alguien cuente contigo para que seas protagonista del momento tan bonito, inolvidable y feliz que, sin duda, será ese día. Y siendo sinceros...es un día en el que te lo pasas muy bien y disfrutas mucho.

y ahora dime, ¿qué es lo primero que piensas cuando recibes una invitación de boda? si te casaras, o si ya lo has hecho, ¿cómo sería tu lista de invitados, amplia o reducida?

3 comentarios:

Silvia dijo...

Mi lista de invitados sería reducida-intermedia, rodeada de las personas que me importan, familia y amigos. Siempre hay invitados a tener en cuenta, claro está.

Muy bien dicho que los novios son los que tienen que decidir quien va a la boda, es du día y son ellos lo que tienen que seleccionarlos.

Besitos!


www.ideasparatuboda.net

Sandra dijo...

Mi lista sería reducida, familiares y amigos más íntimos. Nada de invitar a la vecina con la que ni te hablas o al primo cuarto de tu padre jajaja

Tienes razón en lo de que hoy en día ir a una boda, a veces, resulta un cargo. Por ejemplo cuando te invitan a la boda de la hermana de tu amiga con la que en toda tu vida has cruzado dos saludos... pues en los momentos de crisis que estamos, resulta un esfuerzo tener que desembolsar un dinero para ir a la boda de una persona con la que no tienes mucha relación, la verdad.Al menos es lo que yo pienso. En cambio, si se trata de una amiga o un familiar no te importa gastarse ese dinero porque tu también disfrutas en ese día tan bonito y te alegra que hayan querido compartir contigo ese sentimiento.


Muy buenos consejos en tu blog :) me gusta!

Un kiss!

inma dijo...

Sandra! casi lo has explicado tú mejor que yo,más claramente vaya! Me alegra que te guste el blog.

Un besazo chicas!